Salud e higiene


La salud y la higiene son dos temas muy importantes, tanto en la vida diaria, como para la dominación, y aún mejor, pueden ser usados como pretexto para humillar al sumiso. Ambos temas son prácticamente inagotables, así que no tiene caso profundizar demasiado, al final de cuentas lo que importa es la creatividad de la mujer dominante. Pero mencionaré unos ejemplos, que yo misma he aplicado con mi sumiso, y me han resultado muy divertidos.

Respecto a la higiene, a mi sumiso lo lavo todos los días (digo que lo lavo, porque sólo las personas y los animales se bañan, pero él es esclavo y está muy por debajo). Por lo regular le ordeno que se tire al suelo (primero boca abajo), le hecho jabón líquido, un poco de agua y con una escoba comienzo a lavarlo (refregándolo), luego se da la vuelta, y lo lavo de la parte de enfrente, resulta muy eficaz y divertido, ya que es sencillo, quita muy bien la mugre y es doloroso para él. Nunca olvido tallar muy bien con la escoba entre las nalgas y en sus genitales. Al final le echo agua para retirarle el jabón, y cuando acabamos, se tiene que sacudir como perro hasta secarse (puede hacerlo en frente del ventilador). Por supuesto que el agua está fría, y lo lavo con la misma escoba que usa para barrer. Por lo regular lo hacemos en la noche, para que el tiempo que utilice secándose, sea su tiempo de dormir. Una vez bien seco, le aplico dos enemas (la higiene no solo debe ser por fuera), el primero es para limpiar, y el segundo, depende mi humor, puedo ordenarle que lo expulse de inmediato, o se lo puedo dejar el resto de la noche. En caso de que se le salga algo del líquido (si se descuida mientras está dormido, o porque ya no lo aguante) sabe que le espera un castigo ejemplar.

Sobre la salud, le hago una revisión anal a mi esclavo cada semana, luego de varias citas (a las que lo he llevado), la doctora ya me ha enseñado como hacer la palpación rectal y detectar problemas de próstata o hemorroides. Esto es importante sobre todo porque mi sumiso constantemente tiene penetración anal. Además, lo llevo regularmente a revisión general, pero debo admitir, que no es tanto por su salud, sino más bien porque me resulta bastante divertido, ya que en estas revisiones, le pido a la doctora (de cabecera) que le tome la temperatura con termómetro rectal, le haga revisión de próstata, y cuando es posible hasta una colonoscopía.

Lo más divertido que he hecho respecto a este tema, fue una ocasión en la que obligué a mi esclavo a ofrecerse como “paciente voluntario”, para unas prácticas de la escuela de medicina. Precisamente el tema era todo lo relacionado a palpación rectal y el procedimiento para aplicar una colonoscopía. Al principio la rectora estaba muy sorprendida de que un hombre se ofreciera así, sobre todo porque regularmente los hombres se niegan a hacerse esos estudios, aun siendo necesarios para su salud, y ¡él estaba ofreciéndose para una clase!, sin embargo, a pesar  de lo admirada que estaba la rectora, no pudo rechazar la propuesta porque le pareció muy didáctico que los alumnos practicaran sobre un paciente real. Fue muy humillante para él ya que tenía que acomodarse en esa cama de hospital, con el trasero al descubierto, y esperar a que cada uno de los aspirantes a medicina metieran sus dedos en su ano, le fue muy humillante, ya que tenía que verlos y contestar sus preguntas, el profesor explicaba sobre su trasero expuesto, muchos de ellos hacían bromas o jugaban con su trasero. Algunas veces le ordené ir feminizado, con tanga y tacones. Pasó largos turnos de hasta 6 horas, por si fuera poco, tenía que llegar a mi casa hacer las tareas que yo le asignaba (pero ya explicaré esta experiencia con más detalle más adelante). Quedé muy satisfecha con esa experiencia, ya que además de humillante y divertida, ayudé (yo al ordenarle) a que egresaran médicos mucho mejor preparados. Ya no ha ido porque cambiaron de rectora, y esta nueva encargada es mucho más reservada que la anterior.

En fin, este tema tiene mucho jugo. Como sugerencia, pueden obligar a sus sumisos (novios, esposos, pareja, o esclavo) a que se haga regularmente revisiones de próstata, obligarlo a comprar todos los medicamentos que necesite en forma de supositorio, o en el mejor de los casos, obligarlo a que se ofrezca como voluntario en una escuela de medicina.

– Palabras de mi Señora y Diosa.

2 pensamientos en “Salud e higiene

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s