El castigo purifica y rectifica


¿Castigo o premio? Así de delgada es la línea para los sumisos. Algunos “supuestos sumisos” fantasean con ser castigados y humillados con actos como penetración anal, besar los pies de su Señora o ser feminizados. Cuando en realidad, esas son cosas que les gustaría hacer. Esa típica dualidad sumiso-machista es incluso un insulto al feminismo. En muchas ocasiones el hombre supuestamente sumiso, quiere ser castigado siendo penetrado o feminizado (creyendo que esto es degradante, porque esto le corresponde a una mujer), pero se supone que al ser sumiso está reconociendo la supremacía de la mujer, entonces, ser feminizado (calzado, ropa y forma), o penetrado (cosas que históricamente le corresponden a la mujer) sería más bien un premio. Respecto a la adoración de pies, la mayoría de sumisos son fetichistas, así que “ordenarle” besar nuestros pies, es premiarlo, pero aquí entra otra vez esa dualidad sumiso-machista: besar y adorar los pies de una mujer es humillante, porque aún dentro de la concepción machista del sumiso, la mujer sigue siendo inferior al hombre, entonces, adorar algo inferior, es la forma de degradarse. Y una vez más se está insultando a la supremacía de la mujer.

Incluso en el castigo físico hay egoísmo, el sumiso está siendo atendido por su Ama, una vez más la relación gira en torno a él. Además, en la mayoría de la fantasía o concepción del castigo de parte del sumiso, este castigo se da hasta donde él aguante. De tal forma, que para que un castigo sea verdaderamente una reprimenda, deberá ser, si es físico, mucho más allá de hasta donde aguante el sumiso. Tendrá que llorar y suplicar perdón, y una vez hecho esto, continuar, hasta que comprenda que está completa y absolutamente en manos de su Ama, y que los castigos (así como la relación misma) giran en torno a ella.

Así pues, un verdadero castigo debe ser algo que al sumiso no le guste, no tolere, o no disfrute. Ya que la idea principal del castigo es corregir una mala actitud o acción, y que ésta no vuelva a suceder. Por ejemplo, sugiero castigar “a la inversa” de la idea sumiso-machista, si el sumiso disfruta la penetración anal (aún como forma de humillación o dolor), castigarlo precisamente con la ausencia de dicha penetración por una semana, e incluso torturarlo, poniéndole lubricante en el ano, y frotándole un consolador, pero sin ser penetrado.

Por ejemplo, en mi caso, mi esclavo es fetichista de pies, y cuando hace algo que no me gusta, su castigo consiste en que no podrá besarme, lamer ni oler mis pies o zapatos. Para hacer más influyente el castigo, durante ese periodo de castigo (tres días, una semana, etc.) me pongo los zapatos o sandalias más sexis, y que sé que le gustan, y en verdad le provoco un martirio al ver mis lindos pies y saber que en ningún momento los podrá tocar. A veces luego de un largo día de trabajo llego, me quito los zapatos (sandalias o huaraches, en mi ciudad hace mucho calor, lo que nos provoca a las mujeres usar zapato abierto o destapado, y aun usando huaraches o sandalias, nos sudan, sobre todo la planta del pie), y le ordeno olerlos por unos segundos, se le hace agua la boca, y casi muere de desesperación al no poder lamer mis apestosos, húmedos y jugosos pies.

– Palabras de mi Señora y Diosa.

2 pensamientos en “El castigo purifica y rectifica

    • Ese es un detalleque se me pasó indvertido y es el hecho de que no debemos imponerles castigos que aunque parezcan muy dolorosos con el uso repetitivo se vuelven placenteros . El castigo con latigo es uno de ellos y pegarle hasta que se nos canse el brazo parece doloroso pero luego de varias “sesiones” de doloroso castigo se notará sierto placer en entregarse para ser castigado ( aunque sea para diversion de la AMA) .
      Otra manera de causar dolor ( a veces terribles) es mediante la penetracion anal por algun amante de la AMA . Alli realmente el Individuo como hombre deja de serlo completamente y se transforma en una “cosa” que sirve para diversion de su AMA y para placer de su penetrador . La cama será compartida por ella y el esclavo tendrá que oir sus burlas y las recomendaciones para que se utilicen las posturas mas dolorosas durante el coito . Y si el miembro es muy grueso ( yo soporté varias veces un miembro de 5 cm de diametro)
      que tuve que soportarlo amordazado y con las muñecas atadas pues soportar la penetracion era desmayante por el dolor terrible . Mi AMA
      se divertia y se burlaba de mi sufrimiento durante el coito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s